LOS VERANOS DE RIAZA


En las temporadas de veraneo de Dª Amparo tuve bastante trato con ella, comprobando su bondad con todas las personas. Encontrándose mi marido bastante enfermo, y por su intercesión, pedí la recuperación de su enfermedad; igualmente pedí por mi sobrino y en ambos casos se han recuperado satisfactoriamente. Terminados los estudios de uno de mis hijos, pedí que encontrara trabajo, al cabo de un poco de tiempo lo ha encontrado, además de varias peticiones de menor importancia.

M.Y.
Riaza, 28.01.99



............................................................................................

[Atrás]