POR FIN SE VENDIÓ LA CASA


Quiero agradecer y difundir públicamente el favor que me ha concedido Amparo.

Llevábamos tres meses intentando vender sin éxito nuestra vivienda habitual para poder empezar a comprar otra que estaba en construcción. Para ello habíamos entregado una señal de 12.000 euros (2 millones de pts).

Teníamos de plazo para venderla hasta el 4 de febrero, fecha en la que debíamos firmar la escritura de compraventa de este y pagar un primer plazo.

Con el inicio de las navidades fui perdiendo la esperanza de poder vender la casa tan solo en un mes, pues además Enero no parece que sea un mes muy idóneo para vender algo.

Empecé la novena a Amparo con mucha devoción pues se que ella, como madre de una familia tan numerosa, escucharía mis apuros económicos. A los 7 días de empezar la novena, recuerdo que era un jueves, vinieron a ver la casa unas personas. ¡El viernes nos llamaron para decir que se la quedaban!.

Mi alegría fue inmensa ya que no solamente podíamos así pagar el primer plazo sino que, además no perdíamos el dinero que habíamos dado como señal y que tanto esfuerzo nos había costado conseguir.

Se que ha sido Amparo la que nos ha ayudado y desde entonces no dejo de encomendarle cosas porque se que ella desde el Cielo no solo escucha, sino que también actúa.

S.G.S.
Madrid, 02/2002



............................................................................................

[Atrás]