LA SEGUNDA VEZ


Nuevamente acudí a Amparo para que me ayudase a conseguir una gracia para un hijo mío. He estado durante un año rezándole todas las noches, y cuando ya desfallecían mis esperanzas, de repente todo se le ha solucionado.

¡Gracias Amparo!, porque con tu intercesión, es la segunda vez que me ayudas y encuentro solución a mis problemas. Yo siempre acudiré a ti; te conocí personalmente y me percaté de que eras un ser excepcional.

Deseo que pronto seas glorificada para gloria de Dios.

A.B.
Valencia, 18.12.00



............................................................................................

[Atrás]