RECONCILIACIÓN


Llevo tres años casada, desde el día de la boda mi suegra se enfadó con nosotros, desde entonces no sabía que hacer para que esta situación terminara.

Hace un año me hice con una estampa de Doña Amparo y le encomendé este asunto tan delicado.

El día 26 de junio del 2000 a mi suegra le dio un ataque y la fuimos a ver, desde entonces nos hablamos y nos vemos mucho.

Agradezco a Doña Amparo por facilitarme el camino para esta reconciliación.

M.C.B.
Parla, 04.08.00



............................................................................................

[Atrás]