DOS PROBLEMAS SIN SOLUCIÓN


Quisiera comunicarles que por casualidad cayó en mis manos una estampa de Amparo Portilla con una oración para la devoción privada, a la cual me encomendé en dos ocasiones muy importantes ya que me habían surgido dos problemas en los que no veía salida y de difícil solución para mí.

Debo comunicaros que en las dos ocasiones que yo me encomendé a Dios por mediación de Amparo Portilla, he sido escuchada y se me han resuelto de manera muy satisfactoria, por lo que estoy segura que su intervención ha tenido que ver en todo ella.

Por lo tanto me encuentro en el deber de comunicarles que yo he percibido, lo he sentido que Amparo Portilla ha estado atenta a mis ruegos y por su mediación ella ha conseguido que Dios me ayudara en mis problemas.

CARMEN
30.09.03



............................................................................................

[Atrás]