POR FIN TUVIERON UN HIJO


Mi hija pequeña se casó y tenía ilusión de tener hijos, pero no venían, le pusieron inyecciones de hormonas, hicieron de todo menos la fecundación in vitro, porque a ellos les aterraba y a mí también; y seguía pidiéndole a Amparo: Este matrimonio necesita un niño, Amparo ¡que necesitan un niño!, ¡Amparo por Dios, haz algo, que yo no quiero que lleguen a lo último (recurrir a la fecundación in vitro) y se lo pedía todas las noches, ¡Amparo, Amparo por favor!

Un día mi hija me dijo; me encuentro muy mareada, mas tarde me llamó y me contó que se había hecho la prueba del embarazo y estaba embarazada.

Ha tenido un niño precioso, sanito, que come de maravilla y que es la alegría de este matrimonio que veo cada vez más unido.

M.P.
Valencia, 25.05.02



............................................................................................

[Atrás]