PERMUTA DEL APARTAMENTO EN LA HABANA


Quisiera ofrecerle un testimonio de fe a favor de esta causa. Soy profesora, y católica practicante junto a mi esposo y mi hija de 7 años. Vivíamos en un pequeño apartamento de una habitación, por lo que nuestra hija dormía en el mismo cuarto. Había comenzado a buscar una permuta para aliviar nuestra situación. Esto se prolongó por 5 años o más y toda búsqueda era infructuosa. Un día estando en la Iglesia después de la Misa, alguien me dio una estampa con la oración para la devoción privada y la biografía de Amparo Portilla. Su vida ejemplar y su testimonio de madre católica comprometida me convenció y comencé a pedirle a Dios Nuestro Señor a través de la intercesión de su fiel sierva Amparo. Tres meses después y de forma casual encontré una persona que se interesó por nuestro apartamento y pudimos realizar la permuta que tanto trabajo nos costó. Queríamos agradecer a Dios a través de su sierva Amparo Portilla Crespo por este favor que nos ha hecho tan feliz. Quisiéramos que alguna persona le pudiera poner una flor aunque sea silvestre en su tumba en nuestro nombre y rezarle un Padre Nuestro.

B.
Ciudad Habana (Cuba), 15.01.10



............................................................................................

[Atrás]