YA TENGO PAZ INTERIOR


Llevaba una temporada larga, tres años con situaciones que me preocupaban y estaba muy intranquila sin paz. Acudí a Amparo pidiéndole que me diera paz interior. La situaciones no han cambiado pero yo me encuentro con quietud, con paz interior.

Atribuyo este gran favor a Amparo.

RPC
Madrid, 07.08.00



............................................................................................

[Atrás]