UN PARTO BUENÍSIMO, AMPARO ME ESCUCHÓ


En junio de 2001estaba embarazada y me faltaban una o dos semanas para dar a luz; una mañana , me encomendé a Amparo mediante su oración y le dije: lo mismo que tu has tenido 11 hijos y todos están bien, sanos y salvos, te pido que mi parto sea un parto natural, sin cesárea ni epidural(a la cual yo tenía mucho miedo)

Ese mismo día por la noche, a las 9 ingresaba en el hospital con rotura de aguas, pero sin ningún dolor. A las 8 de la mañana empezaron las contracciones, las cuales fui superando muy bien y a las 2 de la tarde tenía a mi hija en mis brazos. Fue un parto buenísimo y todo salió tal y como yo se lo pedí a Amparo. Le doy muchas gracias por lo que hizo conmigo y sigue haciendo, porque sé que fue ella, no tengo ninguna duda.

No hay un solo día que no me acuerde de Amparo y rece por ella.

M.J.P.
Hellín (Albacete), 17-02-05



............................................................................................

[Atrás]