DESPUÉS DE OCHO AÑOS


En verano vino nuestra hija a pasar unos días y le hable de Amparo. Ella le encomendó que le gustaría tener un niño; hacía ocho años que estaba casada y no tenía. En septiembre me llamó diciendo que estaba embarazada. Ha nacido una niña preciosa. Muchas veces le encomiendo por su intercesión favores que se me solucionan.

¡Gracias Amparo, pediré por ti!.

A.C.B.
Barcelona, 14.10.99



............................................................................................

[Atrás]