EL EMBARAZO SIGUIÓ ADELANTE


Mi hija llevaba siete años casada con muchos deseos de tener hijos y sin conseguirlo pues cada vez que se quedaba embarazada, abortaba antes de la segunda falta. En julio de 1999 consiguió pasar ese plazo llevando una vida de reposo. Un día me avisó su marido de que tenía una fuerte hemorragia, fui a verla y la encontré llorando y muy hundida, procuré animarla, salí de la habitación y me encomendé a Amparo pidiéndole que intercediera por mi hija, le dije "esto te toca arreglarlo a ti". Volví a entrar y había cesado la hemorragia. Según el médico no había sido por el embarazo y no había ninguna otra explicación. El embarazo siguió bien y a su tiempo nació normalmente un precioso niño que ha colmado de alegría a toda la familia.

Y para que conste que le atribuyo esa alegría a Amparo, lo comunico.

M.A.B.B.
Valencia, 25.11.00



............................................................................................

[Atrás]