ME DESAPARECIÓ EL BULTO


En mayo visitando la Catedral de la Almudena en Madrid cogí una estampa de la sierva de Dios Amparo Portilla. Un buen día me apareció un bulto del tamaño de un garbanzo en el ano, me quedé muy asustada y me acorde de Amparo , le pedí de corazón que me ayudase, ni siquiera fui al médico y me desapareció;  prometí comunicarlo y mandar  un donativo para la causa.

F.G.S
Pontevedra, 12.08.08



............................................................................................

[Atrás]