SE PASARON EN LA ANESTESIA


Hice una promesa y la voy a cumplir. Prometí a Amparo que si se curaba mi madre escribiría una carta contando todo lo que pasó. Sé que los fallos médicos son a veces secreto profesional o a veces ellos se vales de ello, pero no hemos pedido nada, solo un milagro.

A mi madre le operaron en abril de la mano derecha, a raíz de un tratamiento se le habían quedado las manos agarrotadas y no podía ni escribir ni coser. Entró en el hospital y salió un poco alterada aunque de las manos bien. Poco después tenía que entrar a otro hospital. Allí vi la muerte reflejada en el rostro de mi madre. A mamá le tenían que operar de un desprendimiento de vejiga. La anestesista se pasó de anestesia y eso fue confirmado por los médicos después que intentaron reanimarla. Después de la operación salió en estado catatónico, parecido al estado de coma y así permaneció tres meses. Yo no me separé nunca de su lado y a veces vi a mi madre casi muerta. Las enfermeras que estaban en el departamento pusieron mucho empeño y los médicos también, pero aún así vino a casa en estado desagradable. No podía hacer nada, solo estar en la cama, ya que no podía andar. Vino una rehabilitadora, la cual al cabo de tres meses hizo que caminara; ahora camina pero con férulasen las piernas y además lleva otra férula en la mano. Además camina con un andador. Pero tenerla en casa es una alegría y por eso escribo la carta.

Mª DEL MAR N.
Barcelona, 15.11.00



............................................................................................

[Atrás]