¡TENGO TANTO QUE AGRADECER A AMPARO!


Tengo tanto que agradecerle a Amparo Portilla, su ejemplo me motiva, siento su presencia cerca de mí lo que me invita a confiar en Dios, a aceptar su voluntad y a rectificar los errores de mi vida.

Todos los Domingos en la Iglesia a la que yo asisto, le mando decir la Misa, quiero que ella llegue a tantos corazones como sea posible e interceda ante Dios.

El 24 de Febrero a mi papá que tiene 74 años le dio un principio de ACV, un derrame cerebral, me encontraba sola en la casa, y sin dinero. Mi padre pudo decirme dónde tenía algo de dinero, poca cantidad.

Sentía calma, creo que hice las llamadas correctas, y llegué a un centro donde me atendieron dos médicos esposos, la doctora me dijo, no te asustes, pero tiene los síntomas de un derrame cerebral.

Oraba a Amparo Portilla para que saliera mi padre bien. Al final de la tarde el doctor me informó de los resultados: tenía infección en los pulmones, en la orina, la glucemia alta, en resumen el organismo estaba alterado.

El dinero que me dio mi padre alcanzó para pagar la factura de la clínica y comprar las medicinas que eran necesarias para el tratamiento.

Los exámenes médicos que le realizaron en los días siguientes fueron normales. Mi padre, hoy 26 de Mayo, ha mejorado notablemente, inclusive el tratamiento de las medicinas no fue costoso.

Los doctores que lo atendieron no se explican todo lo sucedido.

ANA Mª DAMIANO
Acarigua (Venezuela), 26.05.06



............................................................................................

[Atrás]