UN PROBLEMA ADMINISTRATIVO


Soy antigua alumna del colegio del Sagrado Corazón de Zaragoza y cuando recibí la estampa de Amparo Portilla empecé a encomendarme a ella porque me unió interiormente nuestra común y querida educación. Me detengo especialmente en pedir para mí sus propios dones," destacar en el amor como esposa, madre y mujer compasiva y misericordiosa".

Le encomendé , en un momento de apuro un problema administrativo que surgió en la jubilación de mi marido y que nos ponía en situación difícil. Se ha resuelto y agradezco a Amparo su intercesión.

M.D.A. (HIJA DE MARÍA)
Valencia. 17.05.00



............................................................................................

[Atrás]