UN CONTRATO DE ARRENDAMIENTO


Me encomendé a la Sra. Amparo a través de la estampa y rezando todos los días la oración para que intercediera ante nuestro Señor, por mi hermano y le prometí dar testimonio, para ayudar a la causa de su canonización, si éste se solucionaba.

Mi hermano mayor tenía un tremendo problema referente a ser aval en un contrato de arriendo de una casa y que lo tenía sumido en una desesperación y angustia pues comprometía pagos exagerados de dineros que no tenía, con el consiguiente deterioro de su vida, ya que legalmente no tenía solución. Hoy supe por mi cuñada que, efectivamente se había solucionado favorablemente para ellos y les conté que haría pública mi devoción hacia la Sra. Amparo , pues fue un milagro que esto se arreglara. 

Seguiré dándole gracias y pidiéndole ayuda en la solución a mis problemas.

Atentamente,

LUCÍA SANTELICES P.
Santiago de Chile, 21.01.08



............................................................................................

[Atrás]