VOLVER A LA FE A TRAVÉS DE AMPARO


Soy profesor de historia en una escuela pública de la mayor nación católica de Asia, Filipinas, y católico practicante. No todo el mundo en Filipinas conoce la santidad de la Sierva de Dios Amparo Portilla Crespo.

Ahora que está en el cielo, creemos que va a interceder por nosotros, especialmente por los que sufren. Su sonrisa, su sencillez y su fe tienen un gran impacto entre sus devotos como yo.

Deseo hacer un apostolado dedicado a traer mis alumnos de nuevo al redil de la espiritualidad: no soy un teólogo ni santo, pero todo lo que deseo es la santificación de nuestra juventud y mi nación.

Todo lo que tengo es mi fe sencilla y mi dedicación a mi profesión. Voy a trabajar duro y Dios hará el resto. Nadie me puede convencer para que renuncie, nunca voy a renunciar, tengo que estar de pie y comprometido con el futuro de mi patria. Quiero hacer algo por mis alumnos, voy a animarlos a volver a la fe rezando a la sierva de Dios Amparo Portilla Crespo.

J.T.
Filipinas



............................................................................................

[Atrás]